Hoy decidirán el futuro del menor con muerte cerebral
16/10/2012

Durante las últimas dos semanas la familia de Jeffrey Alexander Santiago González -un menor de diez años con muerte cerebral- espera un milagro. Los médicos que lo atienden, sin embargo, aseguran que la condición del menor es prácticamente irreversible.

Hoy a las 2:00 p.m. ambas partes acudirán al tribunal, donde se decidirá el futuro del niño. La familia recurrió al tribunal para evitar que el menor fuera desconectado del respirador artificial que lo mantiene con vida.

“El nene tiene muerte cerebral. La familia nos ha pedido tiempo y espacio con el nene para ver si cambia, pero, hasta ahora, no ha habido ningún cambio”, insistió ayer el doctor Ernesto Torres, director de la Administración de Servicios Médicos, en Centro Médico.

“Mantengo la esperanza al 100% de que las pruebas (médicas) salgan mejor”, dijo, por su parte, el padre del menor, Bengie Alexis Santiago.

Al menor se le realizaría ayer un examen de resonancia magnética (imágenes de las estructuras internas del cuerpo), una prueba para la condición de apnea del sueño y otros estudios médicos. Los resultados serán llevados hoy al tribunal para mostrar todos los esfuerzos que ha realizado el personal médico que lo atiende y el estado actual en que se encuentra Santiago González.

Según Torres, cuando el menor fue trasladado al Centro Médico, desde el hospital Cayetano Coll y Toste, en Arecibo, llegó con muerte cerebral.

Según han informado los familiares del menor, este presuntamente se cayó de una cama en la madrugada del 2 de octubre. El menor se había quedado esa noche en casa de una prima de su mamá en el barrio El Cotto, en Arecibo. Inicialmente, al niño se le diagnosticó una fractura en el brazo izquierdo y otra en el lado derecho de la sien. Horas después de llegar a la clínica el menor fue entubado. El personal médico que lo atiende sostiene que una vena en el cerebro del niño “explotó” por la presión de la fractura.

Pruebas

Ayer el doctor Torres explicó que cuando Santiago González llegó al Centro Médico, al igual que todo paciente en condiciones similares, los médicos lo examinaron y le otorgaron una puntuación sobre su condición de salud. Se trata de la Escala de Coma de Glasgow. Esta prueba neurológica evalúa el nivel de consciencia de los pacientes que han sufrido trauma craneoencefálico. Mide tres parámetros (apertura de los ojos, respuesta motora y verbal), siendo la puntuación máxima 15 y la mínima 3.

Torres explicó que no es correcto que el menor tenga un 3% de actividad cerebral, sino que su puntuación en esta prueba es y sigue siendo de 3 de 15.

Sin embargo, ayer el padre del menor reafirmó que la familia se mantiene esperanzada de que este, a quien describió como “sano y fuerte”, mejore. “Está luchando por su vida”, insistió.

Dijo desconocer las versiones que circularon ayer de que el menor no se cayó de la cama, sino que fue agredido con un bate. “Lo más que me preocupa es la salud del niño. Estoy enfocado en eso, que el niño se recupere y, después, saber lo que pasó”, sostuvo el padre.

Por Marga Parés Arroyo / mpares@elnuevodia.com
Volver a Portada
Portada > Portada
Anterior Siguiente