Factores que forman un deportista ambidiestro
16/10/2012

Pat Venditte es un ejemplo clásico de un ambidiestro formado por el factor social, uno de los tres que fomentan el desarrollo de este tipo de habilidad.

Venditte es lanzador con ambas manos a nivel de ligas menores con los Yankees de Nueva York. Su mano dominante es la derecha y la zurda es la que adiestró.

¿Por qué? Por el factor social.

Él es uno de tantos ejemplos de deportistas que han logrado ejecutar con efectividad con sus dos manos, y que lo han logrado a base de trabajo para apoyar lo que dicen expertos y los propios atletas: que los ambidiestros no nacen, sino que se hacen.

Tal fue el caso de Venditte, cuyo padre lo adiestró desde que tenía seis años en el patio de la casa, para lanzar con ambas manos.

“Mi meta era ver si podía lanzar con ambas manos porque nunca se había hecho antes”, dijo su padre en una entrevista con  ESPN. “Y estábamos hasta las 12 de la noche practicando”.

Hoy día, Venditte lanza a sobre 90 millas por hora con su brazo derecho. A lo zurdo le han cronometrado lanzamientos a 86 millas por hora.

Los otros factores que forman  un ambidiestro es el  ambiental y la comodidad del atleta, o de la persona, porque el ser ambidiestro aplica para todo en la vida.

Un caso distinto fue el del exitoso golfista estadounidense, Phil Mickelson, cuya mano dominante es la derecha y juega profesionalmente a la zurda.

Su factor fue la comodidad.

Mickelson aprendió a jugar golf con su padre, que le pegaba a la pelota a lo derecho. Mickelson miraba a  su padre y, para no perderlo de vista, se paraba a la zurda, de frente a él para imitar el 'swing'.

“Luego de que se parara a la zurdo por tercera vez”, dijo su padre a USA Today, “su swing era el mejor que había visto para un niño tan joven (3 años). No iba yo a ser tan tonto y cambiar su 'swing'. Lo que iba a hacer era cambiar el palo”.

Cada ambidiestro tiene su historia de cómo nació su habilidad. Algunos no lo saben. Pero de lo que se está seguro es que uno de esos tres factores estuvieron involucrados en el proceso, según estudios que se han hecho en el tema.

Lo que también se sabe son las grandes cosas que un atleta ambidiestro puede hacer en su campo.

Evgenia Kulikovskaya fue un caso maravilloso de ambidiestros. La tenista rusa, mejor conocida en la gira WTA por su participación en la modalidad de dobles, no tenía un tiro de 'backhand', sino dos tiros de 'forehand'.

Zurda natural, mas  ambidextra, Kulikovskaya cambiaba la raqueta de mano para siempre pegarle a la pelota de 'forehand'.

Se adiestró para hacerlo desde los 7 años.

“Mi coach  me vio y quiso hacer un pequeño experimento”, dijo Kulikovskaya en un artículo de The New York Times. “Y nunca me enseñó a pegarle de 'backhand'”.

Solo en la edición impresa: Expertos y deportistas coinciden en que el ambidiestro no nace sino que se hace en la práctica

Por Fernando Ribas Reyes / fribas@elnuevodia.com
Volver a Portada
Portada > Portada
Anterior Siguiente