Danzar en crisis
16/10/2012
(página 1 de 5) Artículo completo

Arte y crisis, dos palabras que suenan a matrimonio bien llevado. Después de todo llevan todos los años del mundo conviviendo juntas, en una de esas -nunca mejor llamadas- tensas calmas. Ahora bien, ¿qué distingue a una crisis de otra? ¿Cuál es la marca de estos tiempos?

La compañía de danza contemporánea Andanza ofrece un ejemplo cercano. Con casi quince años de trayectoria, llevan más de un año operando con un déficit insostenible que los tiene al vilo de su desarticulación como institución. "Se cansa uno de explicarle a la gente que el trabajo que hacemos es importante, para la cultura, para la educación, tiene una función social", argumenta la directora artística de la compañía, Lolita Villanúa.

Múltiples factores lo han agravado. Por un lado, ha habido múltiples recortes por parte de las tres instituciones gubernamentales que les otorgaban fondos: el Instituto de Cultura Puertorriqueña, la Legislatura y el Departamento del Trabajo.
Siguiente
Volver a Portada
Portada > Entretenimiento
Anterior Siguiente