La nueva cepa hotelera en Puerto Rico
16/10/2012

Luego de 93 años de historia, -15 de los cuales permaneció cerrado- el hotel Condado Vanderbilt regresa hoy oficialmente al ruedo turístico en su máximo esplendor, tras una inversión total que sobrepasa los $270 millones.

Esta apertura se sumará a otras tres importantes inversiones hoteleras, que entre todas superan los $700 millones en inversión, y que están en agenda para abrir antes de que culmine el 2012.

La iconica hospedería cinco estrellas situada en el centro del Condado, en San Juan, contará con un total de 323 habitaciones y 131 suites, repartidas entre el edificio principal y dos torres de nueva construcción apostadas a ambos lados de la estructura central.

José M. Suárez, presidente de International Hospitality Enterprises (IHE), empresa propietaria de la antigua hospedería, explicó que por ahora la apertura se restringirá exclusivamente el área de bebidas y alimentos. Esto incluirá el Restaurante 1919, el Lounge Marabar y el Marabar Terrace, el Vanderbilt Court con su Veritas Wine & Champagne Bar, el Avo Cigar Lounge y los salones de banquete.

“Esperamos que para la primavera del próximo año, aproximadamente entre marzo y abril, las habitaciones del edificio principal ya estén disponibles para recibir a los huéspedes”, sostuvo Suárez, quien añadió que el retraso se debe a que los muebles de las habitaciones aún no los han terminado de construir.

El edificio principal cuenta con 87 habitaciones y tres suites.

“Para nuestra empresa, es un gran orgullo la encomiable labor realizada por nuestro fundador Hugh A. Andrews, quien se dio a la tarea de rescatar este preciado y emblemático edificio histórico y presentarlo como un producto de lujo único en su clase. Luego de 93 años de su apertura inicial y gracias a la visión del señor Andrews, damos vida nuevamente a este hito de la industria turística y la vida cultural puertorriqueña”, señaló el presidente.

Además del Vanderbilt, IHE es propietaria del hotel La Concha A Renaissance Resort, que ubica justo al lado. También maneja otros hoteles entre los que figuran el Courtyard By Marriott Isla Verde Beach Resort, Hotel El Convento en el Viejo San Juan, el DoubleTree by Hilton y Copamarina Beach Resort & Spa, en Guánica.

Súarez señaló que en esta primera fase la hospedería estará aportando a la economía con 150 nuevos empleos.

“Una vez el hotel comience a funcionar en su totalidad estaremos duplicando la cantidad de empleados”, aseguró el ejecutivo.

El portavoz de IHE no se atrevió a especular para cuándo estarán listos para comenzar a operar las dos nuevas torres que forman parte de la hospedería y que están en un 90% de construcción.

“No me atrevo a dar una fecha porque esto no depende de nosotros”, aseguró.

escollos en financiamiento

Según el también exdirector de la Compañía de Turismo, el retraso en la apertura de esta parte del hotel se debe a una situación con el financi amiento del proyecto.

En este sentido Suárez explicó que el financiamiento del Vanderbilt constó de dos partes. La primera, unos $165 millones que provino del Fondo de Desarrollo de Turístico, a través del Banco Gubernamental de Fomento, dinero que se utilizó para la reconstrucción del edificio original tanto del Vanderbilt como el de La Concha.

El dinero restante se consiguió a través del financiamiento privado con la desaparecida institución bancaria RG Premier Bank, que quedó en ascuas una vez el banco fuera adquirido por Scotiabank, tras el proceso de consolidación de bancos en la Isla del 2010.

Ese préstamo sobrepasa los $100 millones. Mientras esto se soluciona, la administración del Condado Vanderbilt concentrará todos sus esfuerzos en sacarle el mayor provecho a los más de 30,000 pies cuadrados de espacio disponible para eventos y banquetes, que estarán disponibles para celebrar desde un desayuno para 10 personas hasta una recepciones de 800 personas.

Más hoteles cinco estrellas

Royal Isabela, en el oeste, es la próxima hospedería cinco estrellas que se espera se inaugure tan pronto como esté jueves.

A un costo inicial de $51.6 millones, este proyecto estilo resort cuenta con complejo turístico y residencial, en un área privilegiada de Isabela de 1,940 cuerdas de terreno con vista al mar. Esta primera fase que estrena cuenta con 20 villas de 1,500 pies cuadrados cada una, incluyendo su propia piscina, además de una casa club, un extenso campo de golf, canchas de tenis y spa.

Mientras, el 1 de diciembre, se espera la inauguración del Ritz-Carlton Reserve, en Dorado, a un costo de $414 millones.

La hospedería de lujo aspira a convertirse en el paraíso tropical más importante del Caribe y, si es posible, del mundo entero.

El resort turístico será el segundo de la cadena Ritz-Carlton en el mundo, después del Phulay Bay, en Tailandia.

El hotel, construido por la empresa local Grupo PRISA, inicialmente tenía un presupuesto de $342 millones, a los que recientemente se sumaron unos $72 millones que se utilizarán para la construcción de más residencias, cuyo precio fluctúa entre los $2.5 millones y los $7.5 millones.

Una vez la hospedería abra se espera que emplee a unas 1,000 personas.

Un complejo hotelero, enclavado en unas 32 cuerdas incluye inicialmente 13 residencias de lujo y unas 130 habitaciones, así como un campo de golf, spa y restaurantes, entre otras atracciones.

A una menor escala, pero igualmente importante, también en diciembre se espera que abra al público la Hacienda Lealtad, un espacio único en el pueblo de Lares, que se remonta al siglo XIX y que forma parte del beneficiado de café, con el mismo nombre.

Se trata de un hotel-museo que en su primera etapa abrirá con unas 15 habitaciones. Una vez culminado el proyecto se proyecta la construcción de unas 30 villas, con un área de spa y recreaciones al aire libre. Además de vi sitas al museo los huéspedes pueden disfrutar de excursiones de aventura.

Por Yalixa Rivera Cruz / yrivera@elnuevodia.com
Volver a Portada
Portada > Negocios
Anterior Siguiente